La meditación consiste en traer la mente a casa - Parte I

¿Por qué abordar en varios artículos el tema de la meditación?

  • Sencillo… por los grandiosos beneficios que la meditación proporciona a nuestra salud mental, emocional, física, social y espiritual. 
  • Porque al acercarme a la meditación, poco después del inicio de la pandemia, he notado grandes cambios en mi vida los cuales se han manifestado también en mi entorno.
  • Porque vivimos en un mundo agitado, invadido de contaminación auditiva, de ira, de poco tacto, de pantallas… un mundo lleno de agentes distresores (estresores), y nuestro planeta y nuestra vida nos reclaman hacer una pausa inmediatamente y empezar a cambiar todo lo que no está bien. La meditación promueve esto y mucho más.
    Por último, qué mejor manera de describir un tema tan importante como la meditación que hacerlo con las propias palabras del maestro tibetano Sogyal Rimpoché, quien se ha formado en Oriente y en Occidente. 

Así, este maravilloso libro de Sogyal Rimpoché – El libro tibetano de la vida y de la muerte -, contiene valiosísimas enseñanzas. Dedica el capítulo 5 solamente a la meditación. Me limitaré a transcribir algunos de los apartes que considero de gran importancia sobre el tema, todo en las sabias y profundas palabras de Rimpoché:    

Generalmente desperdiciamos la vida, distraídos de nuestra verdadera identidad en una actividad incesante; la meditación, por su parte, es el camino que nos devuelve a nosotros mismos, donde podemos experimentar y saborear realmente nuestro ser completo, más allá de todos nuestros comportamientos habituales. Nuestra vida transcurre en una lucha intensa y angustiosa, en un torbellino de celeridad y agresividad, compitiendo, aferrando, poseyendo y logrando, atareándonos constantemente con actividades y preocupaciones externas y accidentales. La meditación es todo lo contrario. Meditar es romper completamente con nuestra forma «normal» de operar, puesto que se trata de un estado libre de toda preocupación e inquietud en el que no hay competitividad, no hay deseo de poseer ni aferrar nada, no hay lucha intensa ni angustiosa ni anhelo de logros; es un estado sin ambiciones en el que no hay aceptación ni rechazo, ni esperanza ni miedo, un estado en el que poco a poco empezamos a dejar marchar en el espacio de la sencillez natural todos esos conceptos y emociones que nos tienen aprisionados.

«Entrenar» la mente no significa en modo alguno subyugarla por la fuerza o someterse a un lavado de cerebro. Entrenar la mente es, en primer lugar, ver de manera directa y concreta cómo funciona, conocimiento que deriva de las enseñanzas espirituales y de la experiencia personal en la práctica de la meditación. Después puede usted utilizar ese entendimiento para domesticar su mente y trabajar hábilmente con ella, para volverla más y más dócil, para poder convertirse en su dueño y emplearla en toda su capacidad y para los fines más beneficiosos.

El propósito de la meditación consiste en despertar en nosotros la naturaleza de la mente e introducirnos a aquello que en realidad somos, a nuestra conciencia pura e inmutable que subyace a la totalidad de la vida y la muerte.

Estamos fragmentados en muchos aspectos distintos. No sabemos quiénes somos en realidad, ni con qué aspectos de nosotros mismos deberíamos identificarnos ni en cuáles creer. Son tantos los dictados, voces y sentimientos que luchan por controlar nuestra vida interior que nos encontramos dispersos por todas partes, en todas direcciones, sin dejar a nadie en casa.

La meditación es, pues, traer la mente a casa.

Síguenos en Instagram:

@anandi.medicinaymusicoterapia

@crm.musicoterapia

Referencia:

RIMPOCHÉ, Sogyal, et al. El libro tibetano de la vida y de la muerte. Capítulo 5. Ediciones Urano, Ed. 31. 2002.

Transcripción: 

Camilo Ruales M.

Mg. en Musicoterapia

Director y Cofundador de Anandi, Medicina Integrativa y Musicoterapia

Si deseas tener este y todos nuestros artículos semanales en tu correo, ¡¡¡te invitamos a suscribirte a nuestro Blog!!!

Más recientes

Queremos acompañarte en este proceso. Estaremos junto a ti para apoyarte y poder alcanzar juntos la felicidad y tranquilidad que merecemos”


    Bienvenido(a), ¿tienes alguna inquietud?