Sueroterapia

En la actualidad, estamos expuestos a diario a factores contaminantes y los inadecuados estilos de vida contribuyen al deterioro de nuestro organismo: la falta de movimiento y actividad física, las situaciones derivadas del mal manejo del estrés, la exposición y dependencia de aparatos electrónicos, el consumo de bebidas alcohólicas, una alimentación sin balance, la contaminación ambiental, entre otros. 

Estos escenarios, y muchos más, pueden saturar de toxinas nuestro cuerpo disminuyendo su equilibrio físico, mental y emocional.

Las toxinas son todos aquellos factores materiales (químicos o bioquímicos) e inmateriales (físicos, psíquicos) que pueden causar trastornos de la salud en los seres humanos. Por lo tanto, la acción de estos agentes nocivos provoca disrregulaciones en el organismo. 

Así, la Sueroterapia se basa en la Medicina Biorreguladora de Sistemas. Es una modalidad terapéutica que promueve la autorregulación de los procesos biológicos del propio organismo favoreciendo la resolución o la prevención de la enfermedad. Puede utilizarse sola o, si fuese necesario, en combinación con medicina convencional.

En otras palabras, el cuerpo humano presenta procesos biológicos capaces de autorregularse, pero, por diferentes factores, en ciertas oportunidades se pierde el equilibrio y requiere de apoyo externo para cumplir esta función, lo que se denomina biorregulación.

La biorregulación es un proceso biológico activo inducido por una intervención terapéutica, que puede ser o no farmacológica, con la capacidad de optimizar o restaurar los mecanismos de autorregulación del organismo.

Con la sueroterapia puedes obtener grandes beneficios:

Prevenir los efectos dañinos de los radicales libres y tóxicos. 

Fortalecer tu sistema inmune para crear una barrera protectora hacia los virus y enfermedades.

Mejorar alteraciones emocionales como la ansiedad y la depresión. 

Mejorar alteraciones emocionales producidas por el mal manejo del estrés, contribuyendo a la nutrición cerebral y a las funciones cognitivas. 

Contribuir en los procesos de cicatrización de toda clase. 

Preparar tu sistema inmunológico para tus viajes.

Es parte del tratamiento en diversas patologías: respiratorias, circulatorias, digestivas, de piel, alérgicas, en las patologías relacionadas al dolor, entre otras. 

Favorecer la preparación de los procedimientos quirúrgicos y su recuperación. 

Fortalecer el cabello, las uñas, la piel y los ojos.

Manejar el agotamiento físico y mental, el cansancio y la fatiga crónica. 

Mejorar la calidad de tu sueño.

Revitalizar y nutrir la apariencia de tu piel.

Queremos acompañarte en este proceso. Estaremos junto a ti para apoyarte y poder alcanzar juntos la felicidad y tranquilidad que merecemos”


    Bienvenido(a), ¿tienes alguna inquietud?