Musicoterapia en el adulto mayor

En el envejecimiento todas las esferas del ser se encuentran involucradas: funciones biológicas, fisiológicas y psicológicas, así como también aspectos sociales y culturales. Por lo tanto, se debe prestar especial atención a cada una de éstas.

En condiciones normales, cuando el desgaste de vitalidad es mínimo, el proceso de envejecimiento deriva en un estado de salud óptimo del individuo, por lo tanto, se puede hablar de envejecimiento normal. Por el contrario, cuando el desgaste vital es alto y precipitado por la enfermedad, se acelera el proceso de envejecimiento dando como resultado el envejecimiento patológico. Según Krassoievitch, (2005), durante el envejecimiento normal, la disminución leve de la función cognitiva es de carácter no progresivo y no produce un deterioro funcional. En el caso del envejecimiento patológico son comunes enfermedades que involucran pérdida de las funciones superiores, deterioro de la memoria y déficit cognitivos múltiples que conllevan deterioro funcional a la vida del paciente, y está marcado por el cambio de roles familiares y sociales, la percepción de la enfermedad que tenga el paciente y el grupo familiar y social, la pérdida de sueños y aspiraciones en la vida, pérdida de opciones, aislamiento social y cambios en la relación laboral.

Para retardar el proceso de envejecimiento natural y patológico existe una terapia que utiliza la música para promover grandes beneficios a la salud de las personas a nivel físico, cognitivo, socioemocional y espiritual… la Musicoterapia. Durante las sesiones de musicoterapia se realizan actividades musicales como: improvisación, composición, trabajo con canciones, actividades de baile y movimiento, y actividades receptivas. Se emplean instrumentos musicales, el cuerpo, la voz y la música editada. Además, el musicoterapeuta, a través de diferentes técnicas, desarrolla durante las sesiones aspectos relacionados con la memoria, la motricidad, el lenguaje, el pensamiento, la interacción social, los aspectos psicodinámicos y cognitivos, y la afectividad.

A continuación se describen algunos de los beneficios que la musicoterapia promueve en las personas mayores y en diferentes niveles:

A nivel Cognitivo: ayuda al aprendizaje, mejora la orientación en la realidad, aumenta la capacidad de atención y concentración, y mantiene o mejora las habilidades verbales y de comunicación.

A nivel Físico: contribuye a mantener la movilidad de las articulaciones y aumenta la fuerza del músculo. También promueve la relajación, reduce la agitación y disminuye los niveles de ansiedad. El canto refuerza el sistema inmunológico, disminuye el dolor, mejora la respiración y regula el ritmo cardiaco. Y con respecto al ritmo, escuchar música activa el área motora incluso cuando no se realizan movimientos.

A nivel Socioemocional: aumenta la interacción y comunicación social, reduce y previene el aislamiento y mejora las habilidades sociales y la autoestima. Además, escuchar música alegre mejora el humor.

 

Otro aspecto de gran relevancia para la salud del adulto mayor tiene que ver con las demencias. La aplicación clínica de la Musicoterapia en el campo de las demencias se ha llevado a cabo desde el punto de vista cognitivo-conductual como desde el psicodinámico y también psicoafectivo, abarcando el contexto global de la persona. Con esta forma de terapia se puede intervenir a tres niveles:

A nivel del enfermo: estableciéndose como objetivos promover y mantener las funciones cognitivas, sociales y reducir los problemas conductuales.

A nivel del binomio enfermo – cuidador social – familiar: potenciando interacciones positivas y ofreciendo nuevas vías de comunicación.

A nivel del cuidador social, familiar y profesional: ofreciendo la Musicoterapia un apoyo emocional  así como el aprendizaje y práctica de estrategias de autocuidado.

Las sesiones de Musicoterapia para personas con Alzheimer resultan una alternativa terapéutica no farmacológica muy eficaz que complementa el tratamiento médico y farmacológico, cuyo resultado puede contribuir a una dilación en el avance de la enfermedad y a mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes, familiares y cuidadores.

By: Camilo Ruales Morales – Magíster en Musicoterapia

 

Referencias:

Gutiérrez, Grau. R. Musicoterapia en Alzheimer. Blog.  Know Alzheimer.

Krassoievitch, M. (2005), Psicoterapia geriátrica, México, Fondo de Cultura Económica.

Martinez-Lage, P., & Hachinski, V. C. (2001). Vascular cognitive impairment and dementia. In Contemporary Psychiatry (pp. 1219-1237). Springer, Berlin, Heidelberg.

Deja un comentario